Infame corazón – Liberto Guerrero

Infame corazón – Liberto Guerrero

He pasado los últimos mil años de mi vida deambulando como un espectro, o como su sombra, o como su feto: arrodillado, oculto, vencido y desollado. De mi pecho, cuando lo oprimo, salen ácaros y polvo nauseabundo, es un sitio deshabitado, un pueblo fantasma que subsiste de rencores ahogados con alcohol. Mi inteligencia, a falta de agua fresca, se volvió una flor marchita, sus aromas se desvanecieron y los pétalos que acompañaban mis palabras ya no llegan a mis labios, pareciera que se fueron a huelga y que solo habrán de volver cuando haya que adornar mi féretro por última vez. Y mi respiración, mi aliento, ese aire que escapa por las fauces, no puede ser otra cosa más que un débil pero sofocante viento del desierto. He vivido con miedo de levantar la voz y hacerme oír, de decir mi nombre letra por letra, aunque me sangre la lengua, y luego preguntar quién me conoce, hijos de puta; miedo de que la respuesta sea nadie, y terror también de que la respuesta sea todos. Todos conocen mi infame corazón. Me he escondido muchos siglos como un insecto bajo las piedras, o bajo el escritorio de las oficinas donde vivo, detrás de copas y copas de vino, o detrás de los archivos de un ordenador. A veces me corto las uñas y el cabello y salgo a las calles en una inútil búsqueda de sangre, de mi sangre, y de la sangre de mi sangre; pero ha quedado poco a poco salpicada en las paredes de este inframundo. Al final de la faena suspiro, contengo el llanto un momento, y después lloro por horas bajo las sábanas de mi ataúd. Por las mañanas me levanto a recoger el tiradero, azorado por el hecho de que aún queden restos de mí por amontonar, y agradecido de que cada día sean menos. Sigo adelante, consciente de que me limito a seguir los pasos que alguien más dejó estampados antes que yo. Alguien, quizá, con mejor suerte. O quizá no.

 

Más textos de Liberto Guerrero en:

http://anatomiaincorporea.todomepasa.com

You only live life once – Nuevo texto de Liberto Guerrero

You only live life once

Texto: Liberto Guerrero

 

Me rompiste el corazón. Por ridículo que suene. Lo partiste en dos, en tres, en un millón, desviaste su eje rotor. Me hiciste llorar, te culpo de todo cuanto sufra de aquí a la próxima tristeza. Te tomé a la ligera, pero no entendiste que te quiero en serio. Me dolió perderte, tanto como imagino que duele perder un miembro. Incluso, aún me hace cosquillas tu mirada aunque ya tus ojos no se posen en los míos.

¿Ya te dije que me hiciste llorar de veras? Y fueron lágrimas reales, gruesas, sin sabor a sal, como dicen que saben, aunque sí honestas. Hice pucheros cursis, amanerados, y a mi edad, imagínate; qué vergüenza. Y lo peor que además el llanto no fue como lo cuentan, no sanó nada. Sigue viva la llaga que irriga sangre a mi jardín de hierba mala. Siguen mis fantasmas preguntando por ti; y qué les puedo decir cuando mis esfuerzos fueron minúsculos, cuando es mejor así. Tiempo pasará para que pueda perdonarte por haberme amado tanto, ¿qué te hizo caer tan bajo? Todavía busco una respuesta y no encuentro una que me satisfaga.

Por ridículo que suene, se me rompió el corazón, se partió en dos, en tres, se desmadró; todo por no haberte querido como hubiera querido. Mis venas reverdecerán y volverán a apagarse, y aun entonces, mi sangre cargará en su memoria genética el murmullo de tu nombre. Quisiera que me olvidases como olvidaste como olvidaste como olvidaste a la gente con quien de casualidad tropezaste, tropezaste y tropezaste ayer. ¿Recuerdas sus caras? ¿Sus cuerpos? ¿O sus gestos al hacer el amor? ¿Sus pretextos para no vernos? Así igual, olvídate de mí; pretende que fui un viandante y que no tuve el placer de lastimarte.

No obstante, a la hora de señalar culpables, ¿acaso fui el único irresponsable?

Pongámoslo así: yo conducía el be eme en que nos estrellamos mientras tú me dabas de beber. En ocasiones quise saber si eso era sano y tú no me respondías ni que no ni que sí. Me besabas. Me besabas como la princesa besa al sapo, y luego me mirabas de soslayo, pienso que esperando la transformación; pero el cambio no llegó. Al contrario: una mañana desperté convertido en cucaracha, y pataleé y chillé para levantarme de la cama. Tiempo y esfuerzo me costó abrazar mi naturaleza; sin embargo, al final terminé agradeciéndole a Kafka por hacerme así.

You only live life once - Liberto Guerrero. Me besabas como la princesa besa al sapo.
You only live life once – Liberto Guerrero. Me besabas como la princesa besa al sapo.

Un texto nuevo de Liberto Guerrero: Virus. Dedicado a Max.

Un texto nuevo de Liberto Guerrero:

Virus.

Dedicado a Max.

Un texto nuevo de Liberto Guerrero: Virus. Dedicado a Max.
Un texto nuevo de Liberto Guerrero: Virus. Dedicado a Max.

 

Hoy hace un día tan hermoso. Pero de veras tan lindo y fresco, tan soleado, claro y bello… Que he decidido no salir de mis aposentos para no estropearlo. El sol brilla y tiembla como un huevo friéndose en la sartén del cielo cuando uno tiene hambre. Y nada se le pega, solamente mis ojos ciegos mientras lo contemplo en una foto.

Su sonrisa ilumina cada rincón de mi cabeza. Como solucionando un acertijo que no tiene respuesta pero dejando otras preguntas abiertas sobre la mesa. Sus rayos rebotan juguetones sobre las fachadas de las caras contiguas. Y su mirada entra por mis ventanas, dándole luz a mi tristeza.

Tiene una voz tan suave, este día; grita, sí, pero de alegría. Llora por su mamila y se hace en los pañales, es un día acabado de nacer. Es el inicio de la primavera, es la cura de mis males. Mas yo soy un virus y no tengo nada bueno que darle. Mi madre se murió por estas fechas, mi padre cumple años, ¿coincidencia? Tal vez ahora le esté dando al buen hombre este día de regalo, y por eso no salgo.

No es para mí, no merezco verlo, un día tan tierno en manos tan necias… No haría más que romperlo. Aunque me duele tanto no poder verlo, abrazarlo y decirle que lo quiero. Pero así está mejor, el amor se demuestra con hechos. Y yo me imagino que debe ser tan hermoso no conocerme, tan placentero y tan sano.

Si algún día tuviera más días de estos, les daría el gusto de ignorar mi existencia por completo. De no figurar en sus primeras palabras ni en sus recuerdos, de no cargar con mi peso en su memoria. Debe ser tan bello no formar parte de mi historia. Ofrezco una disculpa a quienes conocen mi nombre.

Texto: Sojapi – Liberto Guerrero (antes conocido como Beto Guerrero)

Texto: Sojapi

Liberto Guerrero

Hoy es la primavera de mis días.

El cielo está nublado, salpicado su lienzo de vitiligo, manchado su mantel porque el mesero no vino. Embarrado su espejo con lípstic de besos tronados en calles con nombres de funcionarios que la gente no reconoce.

El aire, viciado, despide un olor a caramelo rancio, a polución. Viento enrarecido que con ternura sopla navajas oxidadas en las fauces de los perros. En los cofres de los carros, en las mejillas de los niños.

Dios mismo, en dado caso de que existiera, se tomaría una selfie en el baño de su mansión el día de hoy. La subiría a Instagram con filtro retro y después se sentaría a esperar los laics. A vomitar los relámpagos que cenó en el banquete de mamá y papá.

Mientras, yo, salgo a patalear contra el gordo de la bírjaus, contra los escritores laureados de uatpad, contra los iutubers, contra los tuits oficiales de las aves de mal agüero. Y asimismo lo hago contra lo alto de las nubes, lo rasposo de la tierra y la indiferencia de las flores.

Todo está mal si no se me ocurrió a mí primero. Hoy tengo un día feliz porque lo estoy escribiendo yo; sin jómpeich, sin preguntarle a gugl ni documentarlo en féisbuc.

El niúspeiper me dice estate alerta porque vienen tiempos duros y tú no eres un hombre fuerte, el mar sigue salado y Steven Tyler ya es un anciano. Mas no me preocupo, en mi mente simplemente ya no hay cupo para ese tipo de problemáticas. Miro alrededor, doy un suspiro y todo se arregla.

Que hasta el ciberespacio llegue el insulto de mi alegría. Mi suicidio será su derrota, y además será de la forma más cruel y dolorosa: cancelando cuentas.

Texto: Sojapi. Liberto Guerrero para TodoMePasa. Yo también odio Facebook.
Texto: Sojapi. Liberto Guerrero .

Navidades, Inc. – Liberto Guerrero (Nueva voz en TMP)

Navidades, Inc.

Texto: Liberto Guerrero

Imagen: Vida M. Sánchez

 

Por fin lo vi cambiar su ridículo traje de terciopelo rojo, fue a Sears y compró de contado una camisa a cuadros y un par de jeans deslavados de corte slim fit, se calzó sus nuevas botas de gamuza todoterreno, se peinó la barba y el bigote, se tiñó el cabello; se nota que tiene un asesor de imagen nuevo que lo transformó de anciano bueno a emprendedor maduro, centrado, pero todavía hogareño. Mató a Rodolfo, donó cada kilo, cada hueso, toda su carnita y su nariz, todo lo mandó a San Luis, para el festejo de los quince años de Rubí. Ahora conduce un Honda híbrido color negro. Se dio cuenta de lo estúpido y arriesgado que resultaba entrar por las chimeneas, por lo que este año abrió su portal tipo Amazon, que se ha sabido posicionar entre los más importantes de la red. Con la economía como está ya no puede darse el lujo de regalar, pero da los presentes a buen precio, y, quienes le dan un like a su página de Facebook reciben cupones de descuento. Su industria es global, mas no por ello omite su responsabilidad social, como lo hacen muchas otras. Emplea lo mismo a un anciano que a una madre soltera o a un estudiante o a un discapacitado; mientras cumplan con su trabajo a él le da igual. Los regalos, por supuesto, ya no aparecen bajo el árbol, ahora la entrega se hace vía FedEx, tomando de diez a quince días hábiles en llegar. La gran ventaja de esto es que, señoras y señores, ¡ya hay devoluciones! Tiene convenios con las más importantes mercerías y a Coca-Cola ya dejó de pagarle regalías por usar sus colores. Enhorabuena. Ahora Levi’s, Timberland y Lumberjack lo patrocinan.

Este es el Santa Claus en el que yo creo.

"Navidades, Inc.". Cuento navideño de Liberto Guerrero para TodoMePasa.
“Navidades, Inc.”. Cuento navideño de Liberto Guerrero para TodoMePasa.

Liberto Guerrero escribe el blog Anatomía Incorpórea. Su cuento “Navidades, Inc.” es su regreso estelar a TodoMePasa.