Feria de León 2016: una probadita

Ya comenzó la Feria de León 2016, en Guanajuato
¿Ya probaste las delicias artesanales del Pabellón Guanajuato de la Feria de León 2016?

¿Ya fueron a la Feria de León 2016?

¿Todavía no?, ¿en serio?

¿Quieren decir que aún no se han echado la primera gordita michoacana / gordita tarasca de este año?, ¿que no pasaron por los puestos de comida pensando “Pero qué pena que no estoy embarazada para comer todo lo que quiera”?

¿No han visto la rueda de la fortuna gigante, el carrusel al que me pienso subir con Arancita, el juego de los toros del que todo el mundo se cae mientras los demás ríen de lo lindo?

Pues yo sí: ya fui. No podía perderme el primer día ni dejar de pasar por el Pabellón Guanajuato, donde emprendedores locales colocan sus stands y te explican cómo elaboran sus productos de forma artesanal mientras te dan una muestra gratis para convencerte…

¿Qué cajeta te gustó más?, ¿y los nopales en escabeche que nunca antes probamos? Gastas lo que te queda de quincena en una bolsita de chocolate que está más bueno que el de Oaxaca, y haces planes de cuándo regresarás a zamparte una torta alemana con su papa al horno, la dichosa cebadina que sigo sin beber, y te preguntas si la siguiente vez tendrás tiempo suficiente de recorrer “Luciérnaga, La Casita Sustentable” de la hermana Universidad Meridiano, si al fin sabrás qué es eso del Laboratorio Mágico de Ednovi, si podrás admirar a los Voladores de Papantla o bailarás aunque sea un poquito con la banda enmascarada de ska. ¿Y mis fresas congeladas de Irapuato?, ¿y el pan de nuez de castilla, el pan de nata y el de pulque, y ese de soya que tanto me recomendaron? ¿Qué tal la milanesa de cereales?

Yo quiero un vaso de tamarindo con mango, un cappuccino con pastel de zarzamora y queso, una paleta de hielo gigante nomás que se me quite esta gripa. Quiero caminar despacio empujando la gigantesca carreola para ahora ser yo quien le estorbe a la gente.

Y que “la cuesta de enero” se vaya por un tubo y que me alcance para comprar los nopalitos en escabeche Valtierrilla (Sociedad Corporativa Pronopval), de Salamanca; también los nopalitos de La Rielera, del municipio de  Salvatierra; un atole de El Molino de Cabrera, de Valle de Santiago; los dulces mexicanos de Productos Aldama; el Mole SanPablo, el almendrado dulce y el picoso ranchero, de Apaseo El Alto; también el Mole Real de León; las carnes vegetarianas de NutriGOS; la miel de agave Agavex y el Tequila Huanímaro; el queso provolone ahumado y a las finas hierbas de Productos Bonalife, en Celaya, las Conservas Santa Rosa (Conservas 1998), de Santa Rosa de Lima…

…eso sin contar todo lo que me falta probar. Y explorar. Subiré sin pena los diecinueve kilos (de veinticinco) de embarazo de los que ya me deshice…

…okey, ¡no!!! Pero sí pienso tragar harrrto. Dorielotes y dorilocos, manzanas con chamoy y las cubiertas de chocolate blanco, huaraches king-size y flautas de barbacoa, sopes y enchiladas y todo, todo lo que engorde. ¡Ya me dio hambre otra vez!

La inseguridad en León – y en todas partes

¿Cómo están??? Yo aquí, sor-pren-di-dísima porque mis palabras tienen el poder de dañar a pobres inocentes, NOOOO MAAA, ahora resulta que soy algo así como la Darth Vader de Twitter, ¡qué tal!!! De risa loca por tanta ridiculez ajena, ¿a poco no?

Hace ya 5 años que llegué a la ciudad de León Guanajuato. En ese entonces me asombraba la aparentemente buena calidad de vida (mejor que en el DF, sí: para empezar dejé de sufrir mi clásica gripita semanal) y la seguridad. Podías dejar tu automóvil en la calle, con la ventana abajo, y no le pasaba absolutamente nada… 

¿…o habrá sido pura buena suerte?

Luego me llevé una enorme enorme decepción cuando fuimos al El Bicho Billar Bar (Boulevard Torres Landa Oriente, Sección Electoral 1581, a unas cuadras de Boulevard San Pedro ): abrieron el carro para llevarse el estéreo, “casualmente” en una ocasión que ya llevábamos una hora jugando y decidimos quedarnos una hora más porque la estábamos pasando bien. ¿Pero pues quién va a pensar que dueños o meseros de algún lugar de moda están coludidos con uno que otro raterete?

Cuando trabajé en “la competencia” editando la sección de Policía / Nota Roja caí en cuenta de lo que realmente sucede: uno por lo general no se entera de nada, al menos no de nada bueno. Diario hay asesinatos, incendios, noticias horribles de todo tipo que básicamente a casi nadie le importan.

Aquí en León el desastre actual se lo debemos al gobierno saliente del Pri, y es una pena porque yo ya veía a doña Bárbara Botello como posible gobernadora de Guanajuato (lo bueno que agarró su hueso de diputada), es más, me encantaba la idea hasta que hizo su transota con el servicio de colecta de basura. Así que ahora ganó el PAN, ¡nooo puede ser!!! ¿El “voto de castigo” fue para el PRI, o para quienes quedamos ciscadísimos con el baboso del Felipe Falderón?

En una ocasión regresamos de vacaciones y nos encontramos con que intentaron forzar sin éxito una chapa de la casa. Ha habido casos de gente tan miserable pero TAN miserable que asalta hasta al señor de las nieves, háganme favor. Una mañana de neblina se robaron el carrito de tacos al vapor de una conocida, ¿hello??? 

Pero el verdadero colmo fue esa ocasión en que yo estaba feliz y tranquila durmiendo con Arancita cuando escuché un montón de ruido… y resulta que era un ratero que casi me agarra a solas con mi bebé. ¡Arggg! Nomás me acuerdo y me dan ganas de asesinar a alguien, así que les cuento esa antiaventura ahora que regresen a visitar este extinto intento de blog…

Feria de León 2015, Guanajuato (2) – más fotos

¡Bienvenidos a la Feria de León, Guanajuato!

 

¿Alguien gusta un dulce típico mexicano?

Feria de León, Guanajuato. Embarazo.

Así me veía cuando fui a la edición 2015: con una panza gigante de siete meses de embarazo.

 

Todavía están a tiempo: este tradicional evento anual se termina hoy, hoy, HOY.

 

Feria de León, Guanajuato. Música.

Música ska.

 

A la entrada de la Explanada de la Feria encontrarán bandas musicales y todo tipo de entretenimiento. En la imagen, un grupo de música entre surf y ska, bastante bueno aunque jamás supimos quiénes eran, buuu. Me pregunto si se presentarán cada año…

 

Feria de León, Guanajuato. Polifurum.

Feria de León Guanajuato: Pabellón Guanajuato Poliforum

En el Poliforum encontrarán los stands del Pabellón Guanajuato, donde podrán comprar y comer y probar y encontrar cualquier cosa que se les ocurra: artesanías, dulces, productos comestibles, cremas, jabones, playeras de lucecitas danzarinas… Lo mejor es que encontrarán cosas muy buenas, muy ricas y a precios muy razonables que en verdad valen la pena.

 

Feria de León, Guanajuato. Alfarería.

Feria de León, Guanajuato. Artesanía de barro.

Feria de León Guanajuato: alfarería

También podrán observar a maestros artesanos elaborando productos de alfarería: vasijas, vasos de barro, floreros, platos.

Feria de León, Guanajuato. Minions.

Feria de León Guanajuato: chocolate Minions

Feria de León, Guanajuato. Peppa Pig y Olaf.

Chocolate Peppa Pig y Olaf de Frozen.

 

Y para el antojo: helados, quesos, mole, productos de miel de abeja y miel de agave, chocolate en todas sus texturas y formas.

Feria de León, Guanajuato. Cappuccino y cheesecake.

O de plano pueden ir a comer un postre: cappuccino con y sin cafeína, cheesecake de fresa o zarzamoras (¡una delicia!), donas de moka, el clásico pan de nuez de castilla, pan de nata, “pan de pueblo”. Seguramente han tenido la oportunidad de probar alguna delicia que les hizo desear que este magno evento no durara sólo un mes del año, sino que fuera permanente. ¿Por qué no? Tienen el terreno, la concurrencia… Yo no tendría inconveniente alguno en ir diario a engordar un poco.

 

Feria de León dulces típicos
Feria de León: dulces típicos

Así que si no alcanzan a venir hoy… ¡nos veremos el siguiente año!

Más imágenes de la Feria de León 2015:

http://www.todomepasa.com/2015/01/imagenes-de-la-feria-de-leon-2015.html

Imágenes de la Feria de León 2015, Guanajuato (1)

Pero quién no ha venido la Feria de León, Guanajuato?
Imposible ver este cartel de la ciudad de León de los Aldama y no tomarse la foto con La Panza.
¿Pero quién no ha venido a la Feria de León, en Guanajuato?


En agosto cumpliré ya 5 años viviendo en esta hermosa ciudad, y no me canso de venir cada año… excepto el pasado, 2014, que hubo brote de influenza AH1N1 “extraoficial” porque supuestamente no pasaba nada de nada, pero ¡ah!, uno que no sólo lee las noticias sino que trabaja enterándose de ellas.


Como sea: ya me pusieron mi vacuna gratuita en el IMSS y pude venir con toda confianza a la Feria de León desde el primer día. El precio del boleto de entrada no ha subido: sólo 11 pesos por persona, la mitad con credencia INSEN, y niños gratis hasta cierta estatura (para quien tenga hijos chaparros ha de ser una ganga, jaja). Eso sí: el verdadero negocio está en los estacionamientos, que van desde 60 hasta los 100 pesos. Claro que uno siempre puede viajar en Optibús (“la Oruga”), y más que ya está funcionando la recién remodelada estación de Polifórum.

 
¿Y a que no  adivinan qué es lo que venimos a comer cada año y que sólo encuentras aquí???


 ¡Gorditas michoacanas / gorditas tarascas!!! No sé cómo explicarles la delicia de comerlas, así que mejor pruébenlas: de chicharrón prensado (lo que acá llaman migas o migajas), de requesón o combinadas. Y si les ponen salsa verde con salsa roja, ufff, son de lo mejor.


Pero no pierdan su tiempo haciendo tres horas de fila, porque hay un puesto de gorditas tarascas donde diario ves a tres toneladas de gente haciendo fila y pues qué flojera, en una ocasión nos salieron saladas y así de naaa, ¡habiendo tantos puestos! Nosotros compramos en este:


“Los famosos parados de Michoacán”, gordas michoacanas, los del cartel amarillo. No pueden venir a la Feria y no probarlas siquiera, nosotros casi casi vamos exclusivamente a eso porque ahorita no me puedo subir a los juegos (bu) ni caminar mucho (doble bu), pero qué tal que puedo “comer por dos”, ¡eh!!! Ahí sí ni me quejo, jaja.


Lo que sigo sin probar de la comida dizque típica de León es la cebadina (“la auténtica cebadina, tradicional y digestiva”), sólo una vez en un tianguis pedí pero por a’i me dijeron que era más bien como agua de Kool-aid. Tampoco he probado las guacamayas (bolillo con chicharrón duro y salsa pico de gallo) porque no me gusta la cebolla, y ni ganas de comer el dichoso “caldo de oso” (fruta picada con vinagre de piña, cebolla, limón, queso y no sé qué tanto, guaccc). ¿A quién demonios se le antoja fruta con vinagre y cebolla???

La hermosa y gigante rueda de la fortuna que también es clásica y que se ve desde varios puntos de la ciudad, en especial por la noche en que la iluminan de forma increíble, luego voy a tomarle fotos aunque no me pueda subir (buah).


En su próxima visita a este intento de blog les mostaré algunas artesanías de la Feria de León.

¡Ya comenzó!!! Feria de León 2015 – cupones para el palenque

¡Ya está lista!!!

Hace rato pasé por el Poliforum / Explanada de la Feria de León, y había un buen de gente esperando para comprar su boleto, y uno que otro ya adentro de las instalaciones. A decir verdad, había como diez veces más personas afuera del Estadio del Club León, imagino que jugarán este fin de semana (al rato me entero con los de Deportes), y como todo está en la misma cuadra, seguramente al rato irán a la Feria a comer unas ricas gorditas tarascas (gorditas michoacanas).

 
Todos los días tengo que pasar por las instalaciones de la Feria de León, así que ayer por la noche vimos que ya estaba más que lista la emblemática rueda de la fortuna con sus hermosas luces de colores psicodélicos. También ya estaban los divertidos toros mecánicos que tiran a todos, jaja. Lo malo es que en esta ocasión no podré subirme a los juegos, buaaah. Lo bueno es que podré comer tooodo lo que se me antoje, siendo nuestros favoritos las dichosas gorditas (no en las que siempre hay tres kilos de gente haciendo fila, las demás saben igual de buenas o mejor y no hay que esperar mil horas), las tortas alemanas con su respectiva papa al horno, y siempre se me antoja una rica banderilla, unas fresas con chantilly, las bolitas de pan de nuez que están caras pero valen la pena.

Por supuesto que el evento está hoy en la portada del periódico AM, además de la sorpresa de que en la sección Vivir Más (Vivir +) encontrarán la información de los famosos palenques y, ta tan:

 Hasta abajo de la portada de Vivir +, y según me dijeron también en el periódico Al Día, encontrarán cupones para ganarse un pase doble para los palenques, nada menos que en la zona dorada. Jamás en mi vida he ido a un palenque, la verdad es que no me molestaría participar en la rifa, jeje.

Y dejen voy a apurarme, porque en más o menos dos horas estaré degustando las gorditas michoacanas / tarascas que espero con ansia durante todo el año. ¡Disfruten mucho de la fiesta de la ciudad!!!


Año Viejo… Año Nuevo 2015 Imágenes. Happy New Year! (1)

Mi mejor regalo en el mundo…

Mi mamá, futura abuela primeriza, y mi abuela Lupe, que está por repetir como bisabuela. Viajan seis horas desde el Distrito Federal, y otras seis de regreso a la Ciudad de México, nada más para verme con esta enorrrme panza.


Sólo por eso, hasta la ciudad de León, Guanajuato, para recibirlas. De día se ve hermosa (aun con el estúpido problema de que ya no pasa el camión de la basura diario… ¡Muchas gracias, alcaldesa Bárbara Botello, por tus incomprensibles cambios!).

 
…pero de noche se ve mejor. Muchísimo mejor.

 

 
Y más porque pronto tendremos otra cosa que celebrar. Bueno, ¡ya la estamos celebrando!

 

 
El nacimiento tamaño real en la plaza del Centro Histórico.

 

 

 
El quiosco a lo lejos.

 

 
El Domi estrenó su traje completo de abeja.

 

 
Y hasta el Tifón, que no está acostumbrado a usar ropa, aceptó posar con el disfraz del Chapulín Colorado. ¡No contaban con su astucia!
 
 
Más fotos de mi hermoso Año Viejo / Año Nuevo 2015 Imágenes en su siguiente visita a este intento de blog.

 

Sapal y sus… sapaladas: fuga de litros y litros de agua potable



Mientras escribo esto, cientos o tal vez miles de litros de agua potable se están desperdiciando en la casa de enfrente. 

No porque hayan puesto su alberquita de plástico, o porque estén lavando la banqueta (nefasta costumbre altamente extendida en León) o el auto a manguerazos. 

En realidad no sabemos por qué demonios o de dónde se está tirando el agua, ‘ora sí que yo llegué de mi consulta de con la nutrióloga del IMSS (por fortuna no estaba la regañona… A estas alturas ya parezco Kim Kardashian con embarazo pero sin lana) y de pronto escuché que caía el chorro de agua. 

Me asomé como buena vecina metiche que he aprendido a ser aquí, jaja, porque escuché a otras vecinas. Y total que se está tirando el agua desde el techo de la casa, quién sabe si del calentador o del tinaco o lo que sea. 

Y, por supuesto, no hay nadie. Marqué por teléfono a los números de la dueña del hogar, y nada, no quedó más que dejarle dos mensajes de voz.

Total que hice una llamada a Sapal (Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León) para reportar la fuga, y ta tan: 

¡QUE NO PUEDEN HACER NADA!!!

Sí, tal cual: que no pueden entrar a la fuerza a la casa, obvio, que eso sólo la Policía o Protección Civil.

-Bueno. ¿Y si cortan el agua?

QUE TAMPOCO SE PUEDE.

O seaaa, que alguien me explique por qué demonios sí están buenos esos de Sapal para venir a cortarte el agua cuando se te pasa la fecha del pago por uno o dos días, y aunque te vean con tu panza gigante. 

Pero ahhh, no pueden venir y cortar el agua en un domicilio donde se está tirando a chorros porque los dueños andan en sus respectivas escuelas y oficinas.

¿O sea que Sapal sólo está para cobrar?, ¿para venir y dejarte sin agua si no pagas por un día? Pero nooo pueden hacer nada para impedir una fuga de cientos de litros, qué padre, así como tampoco hacen mucho que digamos para evitar las inundaciones en tiempos de lluvia (y todavía los trabajadores te piden pa’l chesco cuando dizque desazolvan).

Si ALGOOO me molesta en este maldito universo es que se desperdicie agua, ya sea porque la gente es idiota y no sabe que la banqueta no se “barre” con una manguera abierta, o porque los ENCARGADOS de cuidar el agua “no pueden hacer nada”. 

Tan simple que sería que vinieran a cortar el agua de mi vecina para que al menos “sólo” se tire la que tengan ahorita almacenada en tinaco y tuberías, pero no. “NO SE PUEDE HACER NADA”.

En fin, lo bueno es que León es bien verde, uuuh no inventes, aquí no hay nada de aridez, es el ejemplo de una gran ciudad ecológica con muuuchos árboles y cero basura en las calles porque la recogen a diario (…) y la gente es tan limpia que jamás dejaría sus sillones abandonados en los campos baldíos que de lindos hasta parecen bosques.

¡ARRRGGG!!!


¡Nuevo bebé! Tifón, perrito rescatado recién adoptado



Por ahora sólo tengo disponible esta foto, pero sirve para presentarles oficialmente a Tifón, nuevo miembro de mi aún pequeña familia, adquirido el día de hoy en el Adoptón de Fundación Animare León. 

Tiene aproximadamente tres años de edad, es raza mixta tirando a shnauzer, rescatado de la calle con algo de desnutrición. Lo elegimos porque es cariñoso y convive con otros perros, pues nuestra intención primordial es que el Domi tenga compañía y, obviamente, darle un hogar a un hermoso perrito rescatado. 

En principio pensábamos en una perrita pues al parecer es más sencillo que se adapte una “parejita” macho-hembra, pero ya se habían llevado a todas las pequeñas (y eso que llegamos tempra al evento) y de pronto vi a Tifón… y me vio… o no creo que me haya visto, pero yo sí lo vi, mi esposo lo vio, Domi lo olió…

De un tiempo a la fecha, desde que los guarros de mis vecinos vagos dejan un perro negro en la calle y sin correa aunque ha atacado e incluso fracturado a perritos y hasta a niños (ven que en León dejan a los niños en la calle casi todo el día sin supervisión alguna), el Domi se volvió medio arisco a raíz de que el canijo perro feo intentó atacarlo, y ahora no podía acercársele ningún “machín” sin que le gruñera o de plano le soltara la mordida. Pues bien: a Tifón lo olió y lo siguió oliendo y nada, ni un ladrido ni gruñido ni absolutamente nada, así que de entrada vamos bien. 

Y de regalo de cumple: un cristalazo

 
 
 
((Título alternativo: Los raterillos maaás inteligentes de todo León, Guanajuato))
 

Durante los casi 31 años que viví en la Ciudad de México, sólo una vez me asaltaron. Y eso, nos tocó a todos: tenía 16 años, faltaba poco para Navidad, y no faltaron los rateros muertos de hambre que se subieron al microbús (los de Churubusco que llegan a Aeropuerto) justo cuando estaba la canción A day in the life, de Los Beatles. 


-Buenas noches, damas y caballeros -dijo el primero que se subió. Y tú así de cállenseee, ¡quiero escuchar la canción! -Esto es un asalto -sacó su pistola, que quién sabe si era de juguete o no-, denos todo lo que traigan.
 
Yo traía el reloj de mi primer novio oficial, porque antes tuve otro (otro novio, digo) llamado Ramón Alejandro que (ejem, ejem) en realidad fue imaginario. Creo que traía mis enormes patines, pero así de ‘naaa, me hice la idiota y lo único que entregué fueron los aretes que, como toda mujer sabe, no costaban más de cincuenta pesos porque sólo la esposa de un político gasta más en algo que se rompe, se pierde… o te roban.
 
Y ya, pasó, Me quedé traumada durante años y chillaba cada que me tocaba escuchar esa canción, pero no más.
 
En los casi cuatro años que llevo viviendo en León, Guanajuato, han abierto nuestro carro dos veces. 
 
La primera fue como a los dos meses de haber llegado a esta ciudad: fuimos a El Bicho Billar (+ Bar + Pizzeria. “El mejor billar de León!! Y ahora con área de bar!!”, bla bla bla), ése que está en Torres Landa 4202, entre Pradera y San Pedro. Ya nos íbamos cuando decidimos que va, la estamos pasando taaan bien que vamos a quedarnos una segunda hora…
 
…y, casualmente, salimos del antrete cuando vimos que forzaron la puerta para robarse el estéreo. Sí, casualmente, porque ya habíamos ido dos o tres veces y nunca había sucedido nada, no, tuvo que ser justo cuando “alguien” del lugar vio que nos íbamos a quedar un rato más. Por supuesto que no regresamos ni por error.
 
La segunda ocasión fue… ayer. Apenas hace dos días que mi mamá y mi abuela se regresaron al DF, gracias a Dios, así que no les tocó. Héctor pasó por mí a la oficina y así de a ver, te invito a cenar unas “hamburguesas locas” ya que no te pude comprar nada por nuestro tercer aniversario de bodas, ¿va?
 
No sé si nos estaban cazando. Who cares. Había un montón de gente así que tardamos un buen. Regresamos al carro y, zas: cristalazo en la ventana de atrás para robarse mi mochila…
 
…pero, como quien dice, se fastidió o se fastidiaron el o los dichosos rateros: lo más valioso que traía era medio perfume Tommy Girl (original, por supuesto), la muñequera Wilson que me regaló de cumpleaños mi jefa, y mi cosmetiquera nueva con maquillaje. ¡Mi rimel nuevo Maybelline Illegal Length que costó 50 pesotes!!! Varios blocks con mis apuntes del periódico (seguramente a los cacos les interesa cómo hacer un “juego de cabezas” o cómo elegir la foto más noticiosa), un cuaderno con un montón de vocabulario nuevo en inglés que ya se me olvidó, dos pares de guantes, un libro deshojado de La Familia Burrón… ¿qué más???

…NADA MÁS. Cuando pasamos por el local de hamburguesas no había lugar enfrente, así que mi esposo lo dejó en otra calle y así como que lo presentí. Se supone que quienes leemos el Tarot no somos muy objetivos cuando se trata de algo relacionado con uno mismo, pero en verdad que lo presentí: le dije a Héctor que bajaría mi mochila pero dijo que no, que León es muuuy seguro (León también solía ser muuuy limpio hasta que pasó no sé qué con la licitación de la basura, y Gobierno municipal decidió dejar que toneladas de bolsas se pudrieran durante semanas en las calurosas calles) y no pasaba nada. Insistí y tuve la SUERTE de dejar mis lentes de leer (que aún no termino de pagar) en la guantera, de bajarme el celular qwerty que es tan viejo que no acepta Whatsapp, y por supuesto la cartera que me regaló de cumple mi esposo, con 450 pesos en efectivo (lo del pago de los anteojos), mi tarjeta de nómina, otra tarjeta de vales de despensa y una estampa de San Martín Caballero que apenas ayer metí.
 
Así que los !#%”$%/$%&/ ladrones hijos del sushi con queso alcanzaron a ver mi mochila (la mochila que me regalaron con esta laptop… JAJAJA, no creían que iban a encontrar una compu, ¿o sí???) abajo de los veinte kilos de periódico que me traigo de la chamba, le dieron un cristalazo a mi carro para llevársela y se largaron DEJANDO NUESTRO ESTÉREO.
 
¡Bravo, raterillos! ¡BRAVO!!!
 
Vaya que fue una suerte bajarme la cartera nueva: en mi trabajo anterior tenía cientos de horas muertas en lo que entragaba una plana y los diseñadores la hacían, así que en una de esas salí a dar una vuelta al Centro Histórico con mi esposo y de regreso, como siempre, ya la había perdido aunque sin un peso dentro. Y así también perdí mi cosmetiquera anterior, motivo por el cual ahora traía que los labiales y el brillo y el espejo en una bolsa de la mochila y procuraba dejar el rimel en casa porque además se seca de volada; pero como decidí ser “más ordenada con  mi vida” justo ayer compré una caja de equis producto femenino (ah sí, por supuesto: como buena mujer traía al menos tres en la mochila por si acaso… ya les servirán a los carteristas para detener la hemorragia ahora que les den un balazo) con un cosmetiquera de plástico de regalo. Igual, fue una gran fortuna que precisamente ayer pasé las tarjetas y el efectivo a la cartera nueva, porque traía todo suelto en una bolsita de la mochila.
Hace rato me estaba acordando de que en otra bolsa traía tres bolígrafos (espero que se les chorreen en su linda jeta, jeje) y una memoria USB vieja y seguramente viruleada donde viene mi respaldo de textos de la Escuela de Escritores de SOGEM Coyoacán… así de UUUPPPS: si el o los idiotas sabe(n) leer y usar una memoria USB, verán mis archivos con mi nombre y lalala. Pero… ¿qué van a hacer?, ¿mandar mis textos a una revista cultural como si fueran propios?, ¿extorsionarme por una pelotita para túnel carpiano???
 
Conclusión: QUE LES APROVECHE. A nosotros nos saldrá más caro el caldo porque hay que pagar por la nueva ventana del auto, pero para eso trabajamos, no como ustedes. Ahí tienen tooodo mi maquillaje, si les pego una infección ni se quejen (jojo). Igual pueden vender lo que queda del Tommy Girl para comprarse su mona, su thinner o su cemento u lo que sea que prefieran para embotar su cerebro.
 
Claro que debo ser más caritativa: qué tal y quien nos hizo esta !#%”#dera fue porque necesitaba dinero para medicinas (¿no sé si ya el Gobierno paga las que no hay en hospitales?, ¿sirvió de algo esa iniciativa del partido del ecológico Niño Transa?). Nos contaban nuestros ex vecinos que en una ocasión les abrieron el carro y se llevaron la pañalera de su nena con todo y biberones, y ahí andaban casi de madrugada consiguiendo qué darle de comer al bebé. ¡Por Dios!
 
Pero es verdad que esto pasa no sólo en México sino en cualquier otra parte: en todos los países del mundo hay ladrones de cuello blanco y políticos, y raterillos insignificantes como los que ayer nos tocaron. Igual podría ser que si no tuviéramos que pagar pensiones vitalicias a ex presidentes (cuando menos nos ahorramos las de los magistrados del TRIFE… por ahora), si no tuviéramos que pagar las fiestas que senadores y diputados hacen a sus esposas en pleno Congreso, ¿acaso ya terminamos de pagar el Fobaproa y el rescate carretero?, ¿la deuda externa?, ¿tesobonos, deudas de gobiernos locales salientes, etcétera y demás???
 
Bla bla bla. Como sea, hoy es otro día y pues hay que apurarse para irme a trabajar de sándwich y así seguir mantiendo a los parásitos de abajo que serán explotados por los bandidos de arriba. Cada quien cumple el papel que le tocó en esta vida: los políticos mienten y se autorregalan bonos millonarios, los ex presidentes roban partidas secretas sin que les toquen ni un pelo de su calva cabeza, empresarios se quedan en Nueva York pidiendo asilo político para que no los extraditen, Elba Esther Gordillo sigue usando sus lentes Chanel en la cárcel… y los atracadores anónimos delinquen el tiempo que puedan antes de que se los cargue la Policía, Dios o el mismísimo karma.

Así que: si leer el futuro en las cartas me da algún tipo de “superpoderes”, decreto que a quien haya robado mi mochila le pasen el triple de tonterías (y todas malas) que a mí. Si me han de robar algo, ¡pues que se roben lo poco que me queda de mala suerte!

De nuevo en portada…

Les juro que ahora que sea rica lo primero que haré será pagar deudas y, con lo poquito que sobre, chance y me compro una Nikon. O una Canon.

Mientras tanto les presumo, que diga, les muestro parte de mi trabajo fotográfico, mismo que ya disfrutaron aquí (http://www.todomepasa.com/2012/01/feria-de-leon-guanajuato.html & http://www.todomepasa.com/2013/01/feria-de-leon-2013-la-feria-de-las.html) con posts sobre la Feria de León y que hoy hoy hoyyy apareció impreso en la portada de la sección Regional (Guanajuato) de El Heraldo de León.

Mi segunda vez en una portada. La primera ocasión fue totalmente “audiovisual”, jajaj, o más bien textovisual por que escribí sobre la belleza de la ciudad de Guanajuato capital para acompañar las “imágenes de mi autoría” (para usar una terminología medio… medio acá).

¿Qué opinan: ya puedo incluir en mi currículo la palabra “fotógrafa”???

Pasé de cronista a poeta, de blogger a escritora, de columnista a periodista… y ahora soy fotógrafa =) ¡No pueden decir que no le “echo ganitas”, jajaja!

La ciudad puede ser mejor

León es una excelente ciudad para venir de visita y también para vivir.
Estuve leyendo en una revista que hemos dejado de ser solamente la capital mundial del calzado para convertirnos también en un destino de turismo de negocios, esto es, un lugar ideal para llevar a cabo seminarios, convenciones y eventos culturales. 
León es un lugar hermoso para quedarse. Ahora que trabajo en el centro histórico, he tenido la oportunidad de (¡por fin!!!) memorizar caminitos y calles varias. 
Al salir de la casa de ustedes tomo la ruta de transporte Satélite-Las Hilamas, que hace solamente media hora de la periferia a la zona céntrica… 
…el problema es que el camión pasa cada media hora si es que te va bien, no hay otra ruta directa para llegar acá, y con el viaje a ocho pesos por boleto tampoco me muero de ganas de transbordar (hay que ahorrar para el viaje a Europa un año de estos, jaja).
No pido que el pasaje de camión cueste menos, que lo subsidien como en el Distrito Federal; pero vaya que extraño cuando pagaba únicamente tres pesos con cincuenta centavos por el viaje corto, cinco pesos el viaje largo. 
No pido que cambien la flotilla de autobuses, aunque parece que andas en la montaña rusa de tanto que te mueves. No pido que pongan asientos cómodos, que no sean de vil plástico rígido…
Me bastaría con que pasara un camión cada tantos minutos, que no tuviera que esperarlo tantísimo tiempo y llegar tarde aunque me salga temprano, como hoy. Extraño el trolebús de Eje Central que salía de Taxqueña y te llevaba hasta la Central de Autobuses del Norte en Avenida Cien Metros, se iba de volada hasta mi chamba en la SCT.
En el DF hay muuuchas, infinitas opciones para ir de una parte a otra por un precio económico, accesible para todos, en transporte colectivo limpio y con buen mantenimiento. Aquí, en León, tengo que adelantarme un buen de cuadras en automóvil para tomar la Ruta 4, que también me deja en el centro aunque se da una mega vuelta gigante. 
Hace falta que los funcionarios de la Administración municipal piensen en quienes no tenemos automóvil o no queremos usarlo. Igual sí me convendría más traerme el carro a la oficina, pero no se me antoja mucho que digamos eso de manejar yo solita luego de la una de la madrugada.
Yo quisiera vivir en el centro nomás porque está bien padre. Pero vivo en la periferia de la ciudad, donde a veces no pasa el camión de la basura y los perros callejeros rompen las bolsas que uno deja fuera.
Leí que el reglamento de Guanajuato (no sé si de dicho municipio o de todo el estado) dice que uno debe barrer fuera de su casa o negocio. Está bien que uno le eche la mano al servicio de basura y que no haya un barrendero a las cinco de la mañana platicando con el portero como cuando viví a dos cuadras de la Alberca Olímpica. 
Pero también que los encargados de estos servicios (que van incluidos en los impuestos, porque otra vez pago impuestos, GRRR) se pongan las pilas y manden tempranito el camión para evitar desastres.
Son cuestiones cotidianas que cualquier municipio importante debe resolver antes de ser considerado una “gran ciudad”: los servicios públicos.
Por cierto, no entiendo por qué la gente de León deja que sus mascotas anden sueltas en la calle… Pero si dejan sueltos a los niños que luego se hacen vaguitos (o peor aún: se convierten en papás adolescentes), qué más da. ¿Verdad???
Me parece superbién que se haya aprobado la iniciativa de Bárbara Botello para reglamentar las gaseras. ¿Cuántas “marcas” hay? Gas 2000, Gas Noel, Gas Butano, Gas Exprés, Gas Flamita (llama llama llamaaa)… 
…y a cada rato me toca editar para Policíaca noticias sobre flamazos, incendios que pudieron evitarse, vidas que se pierden sólo porque no se lleva el control adecuado. ¿Cómo es posible que hubiese un flamazo en plena Feria de León???
De las gasolineras ya ni hablamos: “la pura verdad” es que ni en el DF hay una en cada esquina. ¿Qué no debe haber cierta distancia reglamentaria entre una y otra?
Sobre fumar o no en lugares cerrados hablaré en otra ocasión.

Feria Nacional del Libro de León, FENAL 2013

Ayer fue la inauguración de la XXIV Feria Nacional del Libro de León, FENAL 2013. 
Tuvimos el placer de escuchar a la Estudiantina de la Universidad Autónoma de Querétaro. 
Mientras, mis alumnos trabajaron en el taller “Yo tengo un libro de cartón”. 
En la ceremonia inaugural escuchamos a Javier Sicilia y a la presidente Bárbara Botello, quien hizo felices a mis alumnos cuando los saludó. 
En la mesa también creo que estaba Fernando del Paso, al menos eso dice el programa de actividades (pueden descargarlo de la página de Facebook de Fenal Oficial), pero no estoy segura…

Lo más GUAUUU de todo fue ver el montaje de los talleres de Fenal Niñ@s con el tema de El Principito, increíble de verdad.

Pero basta de tanta palabrería y pasemos a las fotos, porque no tengo idea de cuántas tomé. He aquí una primera selección de veintiocho imágenes… No se preocupen, que habrá muuuchas más en su siguiente visita a ésta su página web favorita.