Prieta como Yalitza Aparicio

Prieta como Yalitza Aparicio

Soy mexicana, y soy prieta. Prietísima. En la primaria, una tipa más prieta que yo intentaba ofenderme llamándome ‘prieta’.

Soy prieta, y con mucho orgullo. Mi vacación ideal es ir a la playa y regresar bronceadita, bien chapeada y sin el color amarillo de sedentarismo bajo techo. Ya no utilizo aceite cuando me toca asolearme, por si acaso no son tan graciosos los nuevos lunares que he adquirido desde que vivo en León. Pero, si la capa de ozono no diera preocupación, haría deporte a la intemperie con una gruesa capa de bronceador para que las críticas se me resbalen.

Una amiga de la adolescencia era menos prieta que yo e incluso así decía que no le gustaba agarrar color porque, imagino, estorbaria a sus futuras pretensiones sociales y clasistas. Ridícula me vería si a estas alturas comprara cremas cancerígenas que prometen aclarar la piel. ?Como para qué? Más bien, justo en estos días recordaba esas cremas de autobronceado que nunca probé. ?Se podrán usar en el rostro para quitarme el tono vampiresco? No estaría mal ahora que Acapulco me queda tan lejos… También me estaba acordando de las zanahorias para agarrar el tonito del que habla la biografía del gurú Steve Jobs.

Es un cliché decir que Yalitza Aparicio ha hecho aflorar lo peorcito de la racista y elitista sociedad mexicana. Pero así es. Su nominación al premio Oscar como mejor actriz ha generado comentarios malintencionados o simplemente poco afortunados de personalidades de antaño.

Me causó gracia que Yuri dijera que Yalitza Aparicio es muy poco agraciada físicamente, y días después del escandalito pasaron en tele la joya cinematográfica “Soy Libre”: si bien nuestra Madonna mexicana no llegó a Hollywood, sí se disfrazó de mulata para pasear por Miami con el galanazo ochentero.

Menos gracia causó Laura Zapata con su presunta broma de “la suerte de la fea”, pero bien que chilló la Malvina malvada cuando Eduardo Videgaray se la aplicó en el programa Qué Importa. ?Por qué anda de llevadita si no se aguanta cuando se la aplican Mariana Toussaint y Adrián Marcelo, más los que le sigan?

De Sabrina Sabrok y sus propuestas laborales indecorosas ya ni hablamos, al fin la argentina es un doble cero a la izquierda… excepto porque habló del contraste entre su blanca y pura piel comparada con la prieta Yalitza.

Creímos que la nota final la daría el Sergio Goyri llamando de “pinche India” a Yalitza, quien es una orgullosa indígena oaxaqueña. Me pregunto si al Indio Fernández algún tarado le decía “pinche indio”, y si acaso al señor le molestaba la estulticia ajena.

De las supuestas comploteadoras anti Ariel ya no se dijo gran cosa: la ojiazul Karla Souza, la ojiverde Ana Claudia Talancón, y la Blancanieves Martha Higareda. No fueron trending topic como Sergio Goyri. ?Será que están muy choteadas y/o que a nadie le importan?

Ahora se suma la revista Hola con su retoque digno de portada: Yalitza luce más delgada, menos prieta y sin facciones indígenas…

Solo le falta quitarse nariz y ponerse implantes en mejillas y senos para ser tan genérica como las tres comploteadoras o como las cinco Kardashian. Esperemos que nunca lo haga.

Jéssica de la Portilla Montaño de Juárez

De vez en cuando reapareces. Esperas a que esté distraída, me acechas como un recorte amarillo que no sé de dónde saqué y entonces reapareces, sólo en ciertas ocasiones, precisamente cuando creo ya no extrañarte, me acompañas por breves instantes y de inmediato te disuelves, te haces espuma callada... Puede que siempre estés ahí y yo ni siquiera te note.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: