Cómo hacer una novena de forma correcta: Salud, dinero, amor, trabajo, abundancia…

Cómo hacer una novena de forma correcta: Salud, dinero, amor, trabajo, abundancia…

A casi todos mis clientes de Tarot Adivinatorio y Terapéutico (https://facebook.com/eltarotmx) les platico que hace ya un año hice una novena al Arcángel Chamuel (o Arcángel Samuel, o Arcángel Camael) para el trabajo de mis sueños.

Voy lenta con la escritura pues estoy por terminar la Ingeniería en Gestión en Tecnologías de la Información de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (UVEG). Pero lo de leer cartas en mi casa se ha dado a la perfección.

El 14 de noviembre de 2017 tuve la repentina idea de abrir mi página de Facebook, pero no la empecé a usar sino hasta que se perdió mi perrito Domi. Indirectamente, de una situación terrible obtuve algo magnífico, pues descubrí el poder que tiene un anuncio de Facebook que puedes segmentar para un público dado de una ciudad específica, todo por un presupuesto mínimo de 10 pesos al día.

Este agosto, como regalo de aniversario de novios número ocho, Héctor me obsequió una baraja de ángeles y arcángeles de la Cábala. Así fue como descubrí que mi ángel de la guarda se llama Hahaiah y que otorga el don de la clarividencia, lo cual explica cómo aprendí a leer las cartas en cuestión de tres meses, desde que tomé el mazo de Tarot Rider-Waite hasta que comencé a leer el pasado, presente y futuro de otras personas.

Cómo hacer una novena a tu ángel de la guarda y arcángel

Cómo hacer una novena a tu ángel de la guarda y arcángel

Con mi baraja de ángeles puedo decirte quién es el ángel de la guarda que ha estado contigo en todo momento desde tu fecha de nacimiento, ya quien puedes pedir lo que quieras. También te digo el nombre de tu arcángel. Además, tomas cuatro cartas para saber qué tiene que decirte el cielo con respecto a algún tema.

Cómo hacer una novena de forma correcta:

1) Para empezar tenemos que enfocarnos en qué es lo que queremos pedir, e imaginar que ya lo tenemos, por lo que debemos agradecer de antemano tanto por lo que vamos a recibir como por lo que ya gozamos.

2) Una novena a los ángeles y arcángeles no se debe hacer llorando, desesperados, sufriendo, con la exigencia de que se cumpla nuestro deseo lo antes posible. Dicen que los tiempos de Dios son perfectos, y nuestra petición llegará cuando sea adecuado. Hay que estar contentos, alegres, satisfechos, en armonía con nuestro ser superior y con otros. Alejarse de dramas, conflictos, gente chismosa y quejumbrosa es lo mejor para no
absorber malas vibras.

3) En una hoja escribiremos nuestras peticiones tal y como las queremos.

4) Durante nueve días, cuando ya no vayamos a salir de casa, encenderemos una vela blanca, común y corriente, de esas que compramos cuando se va la luz (no veladora ni velas de té… aunque puedes encenderlas aparte como agradecimiento extra).

Cómo hacer una novena, novena a San Martín Caballero

Cómo hacer una novena, novena a San Martín Caballero

5) Tomamos nuestra hoja de peticiones, las cuales hemos dirigido a nuestro ángel y/o arcángel, y la leemos en voz media alta.

6) Si pedimos por otras personas, tenemos que escribir su nombre completo, o incluir algún detalle si no conocemos alguno de los apellidos (“Max Pérez, el perro del patio de mi casa”, por ejemplo). De preferencia no hay que decirles que rezamos por ellos, pues así obtendremos dharma extra (puntos de karma positivo).

7) Si queremos salir de alguna enfermedad, hay que especificar. Si deseamos dinero, de qué forma queremos obtenerlo y la cantidad. Todo con el mayor detalle posible, y siempre pedir mucho más de lo que se necesite.

8) Fijamos nuestra vela blanca en un plato blanco pequeño, de los que nuestras abuelas usaban para servir el café. Ese plato ya únicamente lo utilizaremos para hacer nuestras novenas.

Cómo hacer una novena, novena a los siete arcángeles, nueve arcángeles, tres arcángeles

Cómo hacer una novena, novena a los siete arcángeles, nueve arcángeles, tres arcángeles

9) Después de leer nuestra hoja de peticiones, la doblamos y la guardamos debajo del plato de café, o bien, la guardamos entre nuestra ropa para dormirnos con ella sin miedo a la gente metiche de nuestro propio hogar que nunca falta. La vela debe consumirse por sí misma. Si la vela se apaga por un chifón (jajaja, amo esa palabra) o por algún chismoso, no pasa nada, se enciende de nuevo y ya.

10) Al día siguiente, cuando ya no vayamos a salir de casa, encendemos nuestra vela blanca, la fijamos con cera al plato blanco de café, tomamos nuestra hoja de peticiones, leemos en voz media alta, doblamos nuestra hoja para guardarla, y dejamos la vela hasta que se consuma. Te puedes ir a dormir con tranquilidad, pero por si acaso puedes poner un poco de agua sobre el plato. Por supuesto, no hay que tener ni cortinas ni pelucas ni nada inflamable cerca de la vela.

11) El noveno día encendemos nuestra vela y leemos nuestras peticiones en voz media alta. Pero en esta ocasión vamos a quemar la hoja con la flama de nuestra última vela. Esto representa que a partir de ese momento dejamos de preocuparnos por lo que hemos pedido, pues las preocupaciones y quejas son oraciones inversas que únicamente
retrasan lo que deseamos.

Si sientes que no eres muy elocuente a la hora de expresarte, puedes utilizar este texto:

“Ángel (nombre de tu ángel de la guarda):

Yo soy (tu nombre completo), y deseo agradecerte de antemano por ( enlista todas tus peticiones: Salud, dinero, amor, bienes materiales, bienes espirituales, larga vida, ganar una demanda, etc.). Gracias”.

O si prefieres, también puedes hacer novenas tradicionales como la novena de San Judas Tadeo, misma que hice cuando el ginecólogo me amenazó de cesárea anticipada porque mi hija Aranza traía el cordón umbilical enredado en el cuello y podía morir asfixiada en mi útero. Durante nueve días encendí una vela e hice su oración del trabajo, cambiando mi petición para la salud de mi hija. A los tres días tuve ultrasonido y, como por arte de
magia, el cordón umbilical ya se había desarrollado. El trato con San Judas Tadeo es que una vez que te haya cumplido tu milagro, debes agradecerle de forma pública: yo subí una foto de una veladora para él a mi perfil de Facebook.

Cómo hacer una novena, novena a San Judas Tadeo

Cómo hacer una novena, novena a San Judas Tadeo

Otra forma es comprar libritos con novenas específicas. Hace poco encontré esta novena de la prosperidad, y sólo diré que a las pruebas me remito. Básicamente llevo ya más de medio año encendiendo una vela casi todos los días, de plano ya las compro por cajas.

Cómo hacer una novena, novena de la prosperidad

Cómo hacer una novena, novena de la prosperidad

En sí le puedes pedir a cualquier santo, ángel, arcángel, ser de luz, maestro ascendido, advocación, etcétera. No necesitas ser católico, leer la Biblia, ir a misa, para realizar nada de esto: basta con que tengas fe y confíes en que la Ley de Atracción te traerá lo que necesitas, siempre y cuando no afectes a terceras personas y tu pedido sea adecuado para tu crecimiento.

Agenda tu cita conmigo enviándome un inbox en la fanpage de Facebook Tarot Adivinatorio y Terapéutico.

En León Guanajuato: estoy a diez minutos de Centro Max.

Resto de México y el mundo: videollamada, llamada de voz, teléfono, chat; pago por Facebook con tarjeta de débito, depósito en Oxxo, transferencia electrónica interbancaria, Paypal, Western Union.

Como referencia, en la sección Opiniones y recomendaciones de la fanpage encuentras comentarios de clientes sobre el servicio recibido.

ATENCIÓN:

Una regla básica del esoterismo, la brujería y la magia dice que JAMÁS hay que negar un favor cuando nos sea concedido. Esto es, si pediste entrar a trabajar a equis parte y se te cumplió, NO pensar y mucho menos decir que fue casualidad, que de todas formas ibas a entrar, etcétera. Lo más importante en esta vida es ser agradecido, y a las personas ingratas se les retira lo que tienen.

Jéssica de la Portilla Montaño de Juárez

De vez en cuando reapareces. Esperas a que esté distraída, me acechas como un recorte amarillo que no sé de dónde saqué y entonces reapareces, sólo en ciertas ocasiones, precisamente cuando creo ya no extrañarte, me acompañas por breves instantes y de inmediato te disuelves, te haces espuma callada... Puede que siempre estés ahí y yo ni siquiera te note.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: