Destete respetuoso: La teta está cansada… ¡y la mamá, también! -Anadarinka Guajardo, lactivista certificado

Destete respetuoso tras una

 lactancia materna exitosa

 

Texto: Anadarinka Guajardo,

lactivista certificado

Anadarinka Guajardo

Anadarinka Guajardo.
Consultor, lactivista certificado por WIC.
CN0 097332506

Si lograste establecer una lactancia exitosa y estás lista para el destete respetuoso, estos son los materiales necesarios para la aventura:

  • Mucha paciencia. No importa cuánta sepas que tienes, necesitarás siempre un 30% más.
  • Tiempo. A los niños les toma tiempo acostumbrarse a nuevas actividades. Considera que el proceso puede tomar de cinco meses a un año. Intenta ser realista.
  • Preparación mental para renunciar a más horas de sueño. Créeme: cada minuto paga el resto de la vida.
  • Canciones de cuna o canciones con un mensaje positivo pero tranquilas.
  • Actividades de interés para tu infante. Algo que le apasione o que sea totalmente nuevo y pellizque su interés.
  • Cuentos cortos con cilustraciones de niños mayores, dibujos divertidos. Trata de que sean breves para mayor comprensión. Te recomiendo “La teta cansada”, de Montserrat Reverte.

Sigue leyendo Destete respetuoso: La teta está cansada… ¡y la mamá, también! -Anadarinka Guajardo, lactivista certificado

Crianza respetuosa, lactancia materna y el destete – Anadarinka Guajardo, lactivista certificado

Crianza respetuosa, lactancia materna

y el destete

 

Texto: Anadarinka Guajardo,

lactivista certificado

Anadarinka Guajardo

Anadarinka Guajardo.
Consultor, lactivista certificado por WIC.
CN0 097332506.

 

¡Ah! La belleza de la maternidad es el eterno deseo de dormir ocho horas de corrido. Tomar un baño largo sin ser interrumpida. Ver una película para adultos sin escuchar al dictador adorable exigiendo atención o mimos.

La paternidad o “parenting” en general es la Sigue leyendo Crianza respetuosa, lactancia materna y el destete – Anadarinka Guajardo, lactivista certificado

El gobierno abusa de la nobleza de los mexicanos – Carlos Robles

El gobierno abusa de la nobleza de los mexicanos:

Esta es una frase que he leído mucho desde que los sismos nos demostraron que nuestros gobernantes pueden ser tanto o más peligrosos que los temblores.

Estoy de acuerdo con la parte del abuso. Pero no sé si el gobierno abusa de nuestra nobleza o de nuestra comodidad.

De alguna manera, la programación gubernamental a través de la educación oficial, siempre ha sido: “Si ya la hiciste, no le muevas”. “Aprovecha y quédate en lo seguro todo el tiempo que se pueda”. Básicamente: “La zona de confort es la onda”.

“Ya tengo plaza en gobierno” es el éxito del mexicano promedio, pues “ya tiene resuelta la vida”. Puede que a veces le retrasen el pago por meses. Pero por trabajar en gobierno ya tiene acceso a todos los créditos para sobrevivir.

“Abrí mi negocio… en lo que encuentro algo” no es celebrado. Es más cómodo cobrar una cantidad fija independiente del desempeño, que una cantidad variable ajustada al desempeño.

Nos suben el precio de los productos y servicios… Pero con usar un “Todavía me alcanza”. “Compramos más huevo, menos chorizo y ya”. “Cuando ya no alcance nos van a tener que pagar más”. O el simple “así ha sido siempre”, ya podemos continuar con la rutina diaria sin protestar.

“Dejo de pagar Infonavit un rato. Me alcanza para colegiaturas, servicios y despensa. Si no pago Coppel este mes, me alcanza para unas cervezas. Compro otro chip para que el banco no me marque, y listo. ¡Todo solucionado! Vamos a ver la tele/Facebook“. “No sea malo, hágame el paro”. “¿No puede quedar listo más rápido? Tengo prisa”. “Nos ayudemos mutuamente”. Estas son frases que escuchamos frecuentemente, o incluso hemos dicho alguna vez.

Personas que pagan quince mil pesos por un teléfono, viviendo en un lugar con renta de mil quinientos y que comen sopa instantánea.

Otras con hijos inscritos en la escuela, buscando darles cualquier ventaja en la competencia por la vida en el futuro. Personas que buscan likes o comparten cadenas… ¿Cuándo van a tener tiempo para luchar? ¿Por qué sacrificarían esa relativa calma por algo incierto y peligroso, como un cambio radical en la estructura político-social de nuestro país?

Muchos se quejan de su compañía de celular, pero no se cambian de compañía.

Si bien hay tendencias que muestran que cada vez más personas se alejan de este tipo de pensamientos, la mayoría de la población se sigue llevando por este tipo de pensamiento y actitud. Y no estoy seguro de que sea correctamente descrito con la palabra “nobleza”.

Feliz cumpleaños mamá. Gracias por dejarme existir, por permitirme crecer

Feliz cumpleaños mamá.

Feliz cumpleaños a la mujer más elegante, esa a la que todo el mundo conoce y quiere. A la mujer que siempre anda en todas partes. Feliz cumpleaños a la abuela más comprometida, a la que trae cientos de regalos. La viajera que gusta de cargar veinte kilos extras para traer juguetes. La que no pierde el ánimo. La que trabaja con ganas y de forma incansable.

A ti:

Gracias por dejarme nacer, por ni haberme dado en adopción, por no ser la mantenida de una persona que pudiera dañarme.

Por hacerte cargo de mí, por seguir haciéndote cargo de mi abuela, por acompañar a nuestra perra Cosita en sus últimos minutos de vida.

Gracias por ser la mejor secretaria del área de Telecomunicaciones, porque haces ejercicio desde que tengo memoria, porque tomas clases de las actividades que te gustan.

Y por preocuparte por mi educación, por no haberme dejado durante horas frente a la tele, por no permitirme jugar en la calle, por señalarme circunstancias y personas peligrosas y por no restregar mis errores cada vez que te fallé.

Gracias por saber perdonar. Feliz cumpleaños mamá.

Gracias por impulsarme a ser alguien, por demostrar que existe otro tipo de vida, por enseñarme a tener aspiraciones. Hoy la “oveja negra de la familia” es una mujer productiva (más o menos, más o menos) de quien se habla, bien o mal. Me enseñaste que un libro vale más que mil juguetes y que “éxito” no es tener dinero sino el que estés orgullosa de lo que hace tu única hija.

Nunca olvides que te quiero y que espero a que muy pronto vengas. Aunque hoy no pueda abrazarte, mis logros son tuyos y mi trabajo es para ti.

Te extraño. Espero que pases un feliz cumpleaños mamá.

 

PD. Ya escanéame otra foto, ¡siempre uso esta!