Héctor Juárez Lorencilla en El Heraldo del Bajío

¡Así es!!!

El blog de mi esposo, Educación y leyes para todos (http://hectorjlorencilla.com/), dio el gran salto y lleva ya un mes publicándose como columna nada menos que en El Heraldo del Bajío con el título “Lecciones Educativas”, mi periódico favorito (el único que me paga por leerlo y editarlo, jaja) y que ya casi casi es hogar de nuestra familia =)



Y aquí les dejo un texto que por extraños motivos no fue publicado en la web del periódico, aunque sí en la versión impresa. 

Si les gusta, no dejen de leerlo y de recomendarlo, ¿ok??? ¡Gracias!

Y en otras noticias…

…resulta que ya tengo chamba. Así es: me he reintegrado a la “carrera de ratas”, esto es, salir corriendo para llegar a tiempo a tu trabajo en una oficina. Mañana cumpliré nada menos que dos semanas en:

El Heraldo del Bajío.

¡Así es! Entré no como recepcionista, no como correctora, sino como…

¡EDITORA!!!

Sí, editora de un medio masivo de comunicación, con un tiraje diario de no sé cuántos miles de ejemplares. ¡Qué tal!

Aún no tengo sección fija, depende de quién descanse tal o cual día pues (upsss) se trabaja seis días a la semana, ni hablar: así es la vida de periodista. Entro a las 5 de la tarde, y si bien me va salgo a la una de la mañana. Lo bueno que ya me había acostumbrado a dormirme tarde y levantarme aún más tarde, jaja.


Me ha tocado editar la sección de Regional (San Francisco del Rincón, Silao y Guanajuato) con artículos de los corresponsales Karla Silva, Sonia Blancarte y Helib Felipe Vargas. Dos o tres veces he editado la de Policíaca; de hecho puse la noticia del camión con material radiactivo en portada y primera plana. Y los fines de semana hay que editar columnistas como Mari Aguado y Ricardo Torres Origel.

Las tres fotos de abajo las tomé después de la una de la mañana, que es cuando ya se está imprimiendo y acomodando cada página del periódico que será vendido al día siguiente. Así que no seré noticia aún, pero ahora yo soy quien elige qué notas aparecen y cuáles quedan juera.

Y pues ya me voy porque tengo que apurarme. Había olvidado lo que es andar corre y corre, viajar en transporte público y andar de mosca por todas partes.

Se siente cool ser de nuevo toda una ejecutiva =)