Elba Esther Gordillo vs El Niño Verde: ¡cobijitas para todos!


No pensaba escribir “de política y cosas peores” (frase célebre gracias al buen Armando Fuentes Aguirre, alias Catón) durante este sexenio, primero porque ya me tenía aburridísima el tema, luego porque hay cosas chorrocientas mil veces más positivas que comentar, y sobre todo porque dicen que dicen que criticar al actual sistema te puede costar un buen susto, ven que nuestro hoy Presidente estaba promoviendo una nueva “Ley Mordaza” desde 2011…

…pero, seamos sinceros: a mí no me interesa criticar a Enrique Peña Nieto.

Al contrario: ya hasta me cae bien.

A los que sí no puedo dejar de mencionar es a los entes ridículos que fueron favorecidos por el Partido Acción Nacional, esos que pidieron PAN y sí les dieron… y que ahora les están dando puras habas, por no decir que les dan puros blanquillos jajaja, con eso que el producto de gallina está hasta las nubes por las supuestas epidemias de gripe aviar (me encantan los memes: cómo me reí con esa imagen de “¿Que tu torta es de huevo?, ¡ay, güey!, eres de varo”).

No hablemos del siempre baboso “Doctor” Vicente Fox Quesada, quien convirtió su “centro del saber” (Centro Fox… futuro “Silicon Valley mexicano”, según él) en una cantina con motivo del Super Bowl, ¡no!

Tampoco hablemos de la controversia de si Felipe Calderón Hinojosa merece ser catedrático de Harvard, o si estará ganando la apestosa cantidad de ciento veintitantos mil DÓLARES por dar conferencias de cinco horas (“Cómo matar veintisiete punto treinta y nueve compatriotas al día en una guerra que ni parece tal”)…

NO.

HABLEMOS DE LA PRIMERA CABEZA OLMECA QUE EPN CORTÓ.

(“cabeza olmeca” porque es una GRAN cabeza… y porque es una cabeza refea, además)

Elba Esther Gordillo Morales…

Justo ayer estaba corrigiendo mi texto “Elba Esther Gordillo y la tabla del… ¿2?“, publicada el día 26 de octubre de 2012 en El Heraldo del Bajío. Pues bien: a todos nos sorprendió la fabulosa noticia (que no tardan en decir que es una “cortina de humo” por aquello del IVA a medicinas y alimentos) de que la mujer más, emmmh, más inefable de México, fue capturada bajo orden de aprehensión por malversación de fondos (y ahora que lavado de dinero y delincuencia organizada) del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE

…tú así de: ¡NO MAMES! ¿APENAS SE DIERON CUENTA???


O sea, ¡si todas las señoras guapas merecemos una bolsa Louis Vuitton! ¿Dónde, si no, guardaríamos las profesoras los exámenes reprobados de los alumnos que de todas formas van a pasar de año gracias a las ideotas de José Ángel Córdova Villalobos? (qué bueno que te arrepentiste de tu candidatura a gobernador de Guanajuato: aquí ya tenemos bastante des-educación, ¡gracias!)

La verdad es que  me quedé con ganas de ver la entrevista que, “casualmente”, Adela Micha apenas le hizo a la Maestra Gordillo… y digo que me quedé con ganas porque qué hueva, flojera, pereza estar viendo, observando, ojeando dicho informe, reportaje, documental de quien se cree la mejor periodista, informadora, reportera de todo México, República Mexicana, Estados Unidos Mexicanos… ¡NOOO POR FAVOR! ¡AYUDA, SOCORRO, AMPARO, PROTECCIÓN!!!

El libro 101 rumores y secretos en la historia de México (bastante simplón, por cierto), en el capítulo “Elba se va de safari” dice que Ernesto Zedillo no pudo deshacerse de la Maestra cuando ésta comenzaba a tener demasiado poder… todo porque “la mujer más odiada” de nuestro país se fue no a Catemaco sino a Marruecos, donde un vidente se topó con ella y la mandó nada menos que a Nigeria a cazar un tigre “macho activo en la procreación y que tuviera la dentadura completa. Explicó que el animal iba a ser torturado y degollado, para que no muriera rápido, y que en el momento de ser desollado trataría de transportar todo su coraje, toda su energía, a Elba.” ((pp. 92))

Si bien la existencia de la brujería y la magia está a discusión (si me preguntan, pues… yo leo el Tarot, ja), lo interesante aquí es imaginarse a “Elba sobre una piel de vaca y recolectaron la sangre ((del tigre))”.

La mala noticia: se supone que Elba Esther Gordillo pasó la noche en el reclusorio.

La buena noticia: ¡LA MAESTRA NO PASÓ FRÍO!!! Ven que apenas hace unos días, el baboso junior del Jorge Emilio González dejó de ser “el Niño Verde” para convertirse en “el Niño Azul”… ¡azul, pero de frío!!! El señor senador, a pesar de traer más de un guarura, no le pidió a nadie que manejara su ecológico carrito luego de haberse tomado “cuatro tequilas” y ser agarrado por el alcoholímetro. El hombre fue remitido al famoso “Torito”, que ya no supimos si era un torito orgánico o con clembuterol porque, oh oh, algo que nooo pasa en México: el señor salió de la cárcel con un amparo porque…

¡PORQUE TENÍA FRÍO!!!, ¡Y HAMBRE!, ¡Y SED!!!

((¿papas fritas orgánicas?, ¿o son galletas de la suerte? ))



(lo de la sed es comprensible: ¡pinche crudota!, ¿verdad?)

Ahora que el Niño Azul está feliz y descaradamente libre, acaba de meter una ley para que tooodos los estados de la República tengan alcoholímetro, jaja, como si tooodos los mexicanos tuviéramos fuero o la posibilidad de andar tramitando amparos por mariconadas como “hambre, sed y frío”.

Es una lástima que no hayan agarrado a la Maestra y al Niño Azul al mismo tiempo: ¡así podrían compartir una linda cobijita de piel de vaca, y otra de piel de león! Claro que el Niño Azul nunca jamás en la vida usaría algo de piel de animal, no no no (les apuesto que sus cuatro tequilas no tenían gusanito, cómo creen que el muy animal…ista va a andar comiendo carne). Lo que sí es que el muy zoquete, en vez de andar promoviendo leyes para que atoren a otros alcohólicos de clóset e irresponsables (como él bieeen comprenderá), debería luchar porque las “víctimas” que caen al Torito tengan su cobijita de lana, su agüita de botella hecha de plantas, y su sopita Maruchan…

¿…dije Maruchan???, ¡cómo creen!!!, si dicen que dicha sopa contiene GMS, glutamato monosódico, el cual según es cancerígeno (ven que hoy día casi nada produce cáncer, jo jo jo). Mejor que cada preso en el Torito tenga derecho a una quesadilla vegetariana (sin queso, claro, a menos que sea tofú) hecha con maíz no transgénico.

¡Y ya! Así todos quedaríamos felipes y con tenis en el país donde jamás pasa nada.

Ya, en serio: si Enrique Peña Nieto anda tan filoso, pues que se siga con Romero Deschamps.

Publicado por

Jéssica de la Portilla Montaño de Juárez

De vez en cuando reapareces. Esperas a que esté distraída, me acechas como un recorte amarillo que no sé de dónde saqué y entonces reapareces, sólo en ciertas ocasiones, precisamente cuando creo ya no extrañarte, me acompañas por breves instantes y de inmediato te disuelves, te haces espuma callada... Puede que siempre estés ahí y yo ni siquiera te note.

2 comentarios sobre “Elba Esther Gordillo vs El Niño Verde: ¡cobijitas para todos!”

Deja un comentario