Call me… Miss Jessy

Ayer lunes 27 de agosto cumplí ya DOS años siendo novia de mi esposo Héctor, y también DOS años de que decidí de un día para otro dejar de vivir en el DF y comenzar una familia en el Bajío de México.

Algunos de ustedes ya conocen parte de esta historia de amor, pero ahora pueden enterarse de TODOOO el chisme leyendo cada martes y cada viernes mi columna:

…nada menos que en la versión impresa y en la versión electrónica del periódico El Heraldo del Bajío.

Den clic en cada link para leer los episodios:


Hace ya una semana que los niños mexicanos regresaron a tomar clases. Tengo el gran orgullo de platicarles que (por si se preguntan por qué no había podido actualizar este intento de blockkk) desde este lunes 20 de agosto de 2012 estoy laborando como profesora multigrado de primaria, ¡qué tal!!!

En mi aula escolar hay cinco alumnos: Miguel (4to año), Astrid y Sara (3ro), Jorge y Ángel (2do). Cada mañana comenzamos a las 8 de la mañana con nuestra materia favorita: Matemáticas, juar juar.

*Miguel, quien trabaja siempre de manera impecable, está practicando las divisiones de dos cifras en el divisor, y mientras también aprende operaciones básicas de fracciones comunes (mismo denominador).

*Astrid practica multiplicaciones de más de dos cifras y sumas con punto decimal, aunque como le gusta la atención negativa ahora resulta que no se acuerda de cómo hacer restas “de llevar una” y es bastante desobediente. Es imaginativa y luego dice cada cosa que no puedes evitar morirte de risa.

*Sara iba en una escuela oficial donde sus profesores se dormían, así que se está aprendiendo las tablas de multiplicar mientras le enseño a hacer multiplicaciones de más de una cifra. Tiene muy buen comportamiento aunque me ezcribe cazi todaz laz palabraz con zeta, no zé por qué.

 

*Jorge es muy inteligente para las cuentas, aprendió en un ratito a hacer restas “de llevar una”; pero es muy flojito para trabajar, no quiere leer y de todo quiere chillar.

*Ángel es un niño muy chistoso que se la pasa hablando todo el día. Lamentablemente, a sus 7 añitos de edad se la pasa viendo películas de terror (cuando los puse a dibujar conjuntos, hizo uno de “cabezas mochadas”), así que piensa que la sangre es un juego: hoy que les enseñé a hacer un cubo, suspendí la actividad con él y Jorge porque le acercó las tijeras a Miguel.

Y pues ya me voy porque aquí está el Director y aún tengo que conseguir la edición impresa de mi periódico.

¡Feliz regreso a clases!

Kilos de dulces de café con mantequilla…

…así se llama mi columna de hoy en El Heraldo del Bajío:

escrita por ésta su bloguera favorita: 
((Por cierto: en este enlace pueden checar el archivo de columnas… al día de hoy llevo dos, jeje:

El título de la columna de hoy es porque casi siempre compraba dulces de café con mantequilla para enviárselos a mi entonces profesor Héctor cada que le escribía una carta de “amiga secreta”. En ocasiones se los aventaba por arriba de la puerta de su cubículo rojo cuando ya no había nadie en la secundaria, y hace poco él me contó que alguna vez descubrió al profesor de Química (con quien compartía el cubículo) zampándose mis deliciosas golosinas… Una no sabe para quién trabaja, ¿no?

¿Quieres conocer la historia completa de cómo conocí a mi hoy esposo hace ya veinte años?, ¿cómo fue que me reencontré con él en 2010 y dejé todo para poder estar a su lado???

¡YA SABES DÓNDE LEERME!!!

Aún tengo que conseguir el periódico de hoy porque acá donde vivo se agota temprano (especialmente desde que yo colaboro, nooo), pero aquí les dejo las fotos que le tomé al ejemplar impreso del viernes, cuando apareció mi primera columna: “La Niña TodoMePasa goes to León“… Diiigo, ¡por si acaso no se han fijado en el header de este intento de blockkk!

Abajito de la primera plana =)

*****

Ayer presenté de un jalón mis tres exámenes finales, supuestamente para tener tiempo para estudiar pero cuál: ya este viernes comienzo a ser “Miss Jessy”, profesora multigrado de primaria… Ya conocí a dos de mis alumnos, vendrán toda la semana para aclimatarse y hoy hoy HOOOY les haremos un examen de las tablas de multiplicar (muajaaa).

En los exámenes me fue regular: saqué 91 en Economía, 89 en Cálculo Integral (¡ODIOOO LAS INTEGRALES TRIGONOMÉTRICAS!), y en Programación Básica mejor ni les digo, sigue sin gustarme el lenguaje C (guac). El caso es que pasé las tres materias, ufff, ahora tengo tres días de “vacaciones” hasta el viernes que comienzo a jugar a la escuelita, y luego comienzo el quinto cuatrimestre de la ingeniería el 29 de agosto… Lo que aún no sé es si volveré a meter tres materias o sólo dos porque ahora sí ando ocupadita. Ya les contaré.

¡TodoMePasa @ El Heraldo del Bajío!!!

¡Hoy estoy muy pero muuuy contenta!!! Luego de hacer dos tres hechizos lunares y solares y estelares y demás, y de poner al San Juditas Plisss de cabeza dentro de una tina llena de tinta indeleble…

…¡por fin se me hizo “el milagrito”!

Desde hoy soy columnista nada menos que en El Heraldo del Bajío, qué tal =D Estoy esperando que Héctor me traiga la versión impresa para presumírselas (por acá ya se agotó, buuu), pero mientras tanto pueden revisar la versión electrónica:

Mi columna se llama “De chilanga aferrada a leonesa de corazón“, y en vez de contarles de qué se trata pues entren a leer el primer episodio:  

((El único detallito es que, uppps: acabo de darme cuenta que los periódicos no imprimen ni caritas felices =) ni caritas tristes =( ni caritas con lengua =P jajajaja, así que ya saben pa’ que no anden de criticones si encuentran paréntesis incompletos o caracteres sueltos por a’i XD))

Podrán leer este nuevo proyecto todos los martes y viernes sin falta. Para quienes no anden en El Bajío o no consigan la versión impresa, les dejaré hasta hasta arriba de mi barra derecha los links directos a la web.

No me queda más que agradecer, como siempre, a los dos tres hechizos lunares y solares y estelares que hice, y sobre todo a San Juditas Plisss por haber hecho bucitos de cabeza durante tres meses, jaja… Ya en serio: no me queda más que agradecer a Uriel Durán Rodríguez y a Benjamín Cordero (¡un gustazo!), a quienes me leen desde hace siglos gracias a internet, a la gente del Heraldo del Bajío y a sus lectores.

Y pues…

¡a sacar al San Juditas Plisss de la tina con tinta indeleble!!!

Vacaciones en el DF 1

Hace ya dos semanas fui al Distrito Federal con mi esposo. Tengo siglos sin ir a la playa, y no por falta de ganas sino para aprovechar cada fin de semana largo y las vacaciones para ver a mi familia que tanto extraño (buah). He aquí una primera selección de fotografías:

Con mis primas “las Enanas” Paola y Mariana, mis hermosas hermanitas.
Mi prima Mariana, la más “pequeña” de todas. El angelito en sus brazos es mi sobrino Mariano, quien tiene ya casi los 3 años de edad.

Aquí con mi “Ana Madrina” Ana María, mi segunda madre y la mejor amiga de mi mami. Cuando Paola y Mariana nacieron, yo vivía en el edificio de enfrente, así que la mitad de mi infancia la pasé gritando en la calle un “ábremeee, Madrinaaa”, y la otra mitad peleando con ellas por quién jugaría primero al Mario Bros.

Sofía, mi “nueva sobrina” y segunda hija de Paola. La “conocí” hace ya casi dos años cuando hice mis maletas para dejar el DF y mudarme al Bajío de México… y eso de “conocer” entre comillas porque ella aún estaba en la panza de mi prima.

Sofía y su hermana mayor: Valeria, primer lugar de su salón este año escolar que recién terminó.

Si nos pusiéramos a contar las historias que hemos vivido juntas, uf, no terminaríamos.

Paola y sus dos niñas. Ahora que por fin me anime (zzz) espero que Hectorito sea la mitad de simpático que Sofía, y que Jessiquita sea tan inteligente como su prima Valeria.
***
No había actualizado este intento de blockkk porque estoy por finalizar el cuarto cuatrimestre de mi Ingeniería en Gestión de TI: toda esta semana me aventé la maratónica tarea de… hacer tareas atrasadisimas, ja. (Insisto en que mi Ley de Murphy favorita es: “si no fuera por el último minuto, nadie haría nada”, jajaja). Como siempre juro y perjuro, he estado ocupadísimaaa editando los blogs de mis “ahijados literarios”, robándome recetas de cocina de internet y escribiendo dos proyectos nuevos de los que tal vez un año de éstos se enterarán. 
Esta semana que ya comenzó me toca hacer exámenes finales, arggg, así que antes de que mi promedio descienda hasta el subsuelo por culpa de las inchis tareas, les presumo las calificaciones que obtuve en los exámenes del segundo parcial de mis materias:
Programación básica: 90. Ochenta millones de años después recuerdo que NOOO ME GUSTAAA el lenguaje C y que nunca jamás en la vida he salido a la calle para toparme de pronto con un if else o un arreglo bidimensional, arg. ¿Por qué no mejor vimos html o de perdida java/javascript? Nomás de pensar que toque ver pronto Bases de Datos, me dan ganas de darme un tiro a ver dónde.
Economía: 100. Aunque me encante burlarme de frases célebres tipo “la gripita financiera”, debo decir que quien diseñó esta materia no pensó en quienes somos jefes (cof, cof): tareas kilométricas diseñadas para dividirse en equipo. Así que luego de años haciendo investigaciones para cuatro personas, resulta que me bajan puntos en el rubro de “trabajo colaborativo”, ash.


Cálculo Integral: 100. Ésta sí me cayó de sorpresa porque en la tarea de Integrales con Identidades Trigonométricas saqué un horroroso 30 (igualmente: nunca me ha pasado que vaya caminando feliz por la calle cuando, zas, se me aparece de pronto un arco tangente o un logaritmo).
***
La última noticia sobre mi envidiable vida: exactamente en una semana será mi primer día como profesora multigrado de un colegio privado sistema Montessori… Ésa sí no se la esperaban, ¿verdad? =D Qué risa recordar que hace muuuchos muchísimos años, un “antifan” de Facebook me escribió bien furioso que “tengo perfil de maestra de primaria”, jajaja, así como si eso fuera a ofenderme, hello. No sé si estoy más nerviosa que emocionada, ni idea, lo que sí es un hecho es que así me ahorraré el curso intensivo de maternidad porque de niños sólo sé cómo se hacen.
Y pues a’i se leen.

¡Felices vacaciones!