FENAL vs #debate2012 (como si los políticos leyeran, nooo)

Son las 5:29 de la madrugada, y la meritita verdá es que me quedé despierta nada más para ver a qué hora recibo el primer correo del cuatrimestre universitario que comienza hoy hoy HOY…

…ja jaja, ¡cómo no!!! En mi larguísima vida como estudiante presencial, era tradición el no poder dormir la noche anterior al comienzo de clases; y si acaso lo lograba, era sólo para soñar que llegaba a la escuela sin calcetines, o que me equivocaba de salón o que ya me habían reprobado nomás por aparecer con mi horrible cara. Pero ayer-hoy, luego de meses jactaaándome porque mi eternísimo insomnio mutó espontáneamente a hipersomnia, resulta que me quedé sin dormir por estar pensando y pensando y pensando en tooodo lo que tengo que hacer: leer, escribir, corregir, entrenar Hula, preparar un curso bilingüe para una escuela secundaria, bla bla blaaa. Así que YA: luego de nosécuántas horas dando vueltas en la cama, decidí venirme acá a trabajar en el blog.

Resulta que hay dos temas del día:

1) #debate2012. El día del #DebatePAN, mi esposo y yo no teníamos nada mejor que hacer y como que nos dieron ganas de cagarnos de risa, diiigo: luego de la megammmamaceada del videojuego de Ernesto Cordero, bien valía morirse de pena ajena escuchando tarugadas.

Parece ser que la figura postparturienta de la “pequeña giganta” Galilea Montijo NO ha sido la gran atracción del siglo: tooodos mis contactos de redes sociales estaban hablando del debate Quadri “de Gordillo” / Peña Nieto de Rivera / Vázquez Mota / PejeGates (¿AMLO sigue con el chofer que cobraba $62 mil al mes?); basta ver los trend topics de Twitter (¿esa tal #Lupita es la misma que, según la canción, se fue con Juanita?):

#CosasMasRigidasQueLaCaraDeJosefina, #YoViAEPNPresidente, #Quadri, #AMLO y EPN…

Aunque está más que prometido (“pueblo de México: ¡yo les prometooo…!”) que escribiré sobre las respectivas campañas de los susodichos, no no y NO vi este debate porque estaba criticando las lonjas de la Gali Montijo, que diga: porque estaba de muuuy buen humor por mi primer aniversario de bodas, y porque…

2) Héctor y yo aprovechamos el viajecito para ir a la FENAL: XXIII Feria Nacional del Libro de León (todavía vimos una que otra bandera de los “Panzas Verdes“, jaja, me encanta el nombre). De eso sí que vale la pena debrayar, pero es un tema laaargo larrrgo pues en esta ocasión fui como auténtica lectora curiosa, a disfrutar cazando ofertas y a tomar fotos, y NOOO a echar “choremas” -“unidad mínima de choro”, dice Guillermo Vega Zaragoza alias El Memo- frente al micrófono.

Así que: mientras comienzo a torturarme con Cálculo Integral, Economía y Programación Básica, acá intercalaré posts sobre las campañas políticas de los candidotes y sobre la FENAL (espero podamos ir el siguiente fin de semana). Les dejo las primeras fotos, yo sé que les van a FASCINAR:

 “¡Más vale leer hasta tarde que nunca!”

“Leer nos transforma”.

 “Si un libro decides leer, tu mejor amigo puede ser”.
“Lo que sueñas después de leer es mágico… Lee un libro todas las noches en tu camita”.

¡Buen viaje!

“La lectura te eleva”.

“¡Para leerte mejor!”

“Vivir un gran romance sin que te rompan el corazón – libros de amor”.

“La magia de leer supera a cualquier película”. 

 

“Cuando lees estás bien acompañado”.

“Con palabras se teje la imaginación”. 

“Leer es competir”.

 

“¡Vámonos de viaje!”

“1 libro te conecta con un mundo de lectores”.
…¿QUÉ TAL??? Por falta de tiempo (y de rayitas de la batería de mi cámara) no tengo los nombres de los creadores de estos increíbles carteles, pero va desde aquí mi admiración para todos ellos.

En el próximo post sobre FENAL: “Las estrellas” – Rius, Trino (el monero), Rubén Fuentes Aguirre “Catón”, Ramón Obón, Norma Yamille Cuéllar, Bram Stocker, Eduardo Antonio Parra, M. B. Brozón

En el próximo post sobre los candidatos a la Presidencia de México: da igual con quién comencemos porque a todos los vamos a ridiculizar analizar minuciosamente.

Jéssica de la Portilla Montaño de Juárez

De vez en cuando reapareces. Esperas a que esté distraída, me acechas como un recorte amarillo que no sé de dónde saqué y entonces reapareces, sólo en ciertas ocasiones, precisamente cuando creo ya no extrañarte, me acompañas por breves instantes y de inmediato te disuelves, te haces espuma callada... Puede que siempre estés ahí y yo ni siquiera te note.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: